Posteado por: Shaliaj | mayo 27, 2010

DI-OS NOS CONSUELA

DESDE EL ESCRITORIO DEL PASTOR: FRANCISCO JAVIER (COSTA RICA)

NUESTRO DI-OS CONSUELA

Leer: 2ª.Corintios 1.3/4

1:3 Bendito sea el Di-os y Padre y del Adón Yeshúa el Mashiaj, Padre de misericordias y Di-os de toda consolación,
1:4 quien nos consuela en toda nuestra tribulación, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Di-os.

INTRODUCCIÓN: El cuidado de Di-os por nosotros se extiende a los más mínimos detalles de nuestra vida. Él sabe cuando sus hijos sufren, y anhela consolarlos (Isaías 49.13 Cantad alabanzas, oh cielos, y alégrate, tierra; y prorrumpid en alabanzas, oh montes; porque HaShem ha consolado a su pueblo, y de sus pobres tendrá misericordia.).

La compasión del Di-os Eterno es personal, continua y siempre a nuestro alcance. Recibimos su consuelo por medio del Espíritu Santo (Rúaj Ha Kodesh), quien vive en nosotros. No hay ninguna situación o momento en que él sea inaccesible al creyente; podemos ser consolados y tranquilizados en cualquier momento del día o de la noche.
Considere la manera como demostró Di-os su compasión por medio de la vida de Yeshúa Ha Mashiaj. Él se relacionó incluso con los “intocables”, personas que tenían el cuerpo infectado con una enfermedad contagiosa (Lucas/Hilel 17.11/14 – 17:11 Y al viajar a Yerushálayim (Jerusalén), sucedió que pasaba entre Samaria y Galilea. 17:12 Y entrando el Rabí en una aldea, le salieron al encuentro diez varones leprosos, los cuales se pararon de lejos
17:13 y alzaron la voz, diciendo: ¡Yeshúa, Rabí (Maestro), ten misericordia de nosotros! 17:14 Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los cohanim (sacerdotes). Y sucedió que, mientras iban, quedaron limpios.). Ninguna enfermedad que tengamos le impedirá cuidarnos.

El Mashiaj tuvo compasión de las personas enfermas (Mateo/Mattityahú 14.14 Y saliendo de su privacidad, vió las multitudes y se compadeció profundamente en su alma por ellos, y sanó a sus enfermos.).

Pero no sólo las sanaba físicamente, sino que también les daba un bienestar aun mayor: una vida nueva mediante el perdón de sus pecados.

Y si nuestras enfermedades no desaparecen, el Mashiaj nos fortalece amorosamente para que podamos perseverar (2ª.Corintios 12.7/9 – 12:7 Por lo cual, para que no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en la carne, un mensajero de hasatán que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;
12:8 respecto a lo cual tres veces supliqué a YHWH, que lo alejara de mí.
12:9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque el poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Mashiaj.).
¿Y qué de los enredos que creamos nosotros mismos? La traición de Kéfa (Pedro) a Yeshúa tuvo como respuesta el perdón (Juan/Yohanán 21.15/17 – 21:15 luego de haber comido, Yeshúa le dijo a Simón Kéfa (Pedro): Simón Ben Yohanán, ¿me amas más que éstos? Le dijo: Sí, Adón, tú sabes que te amo. Le dice: Apacienta mis corderos.
21:16 De nuevo le dice por segunda vez: Simón Ben Yohanán, ¿tienes cariño por mí? Le respondió: Sí, Adón, tú sabes que lo tengo. Le respondió: Apacienta mis ovejas.
21:17 Le dice por tercera vez: Simón Ben Yohanán, ¿me tienes afecto? Kéfa se entristeció de que por tercera vez le preguntará: ¿Me tienes afecto? y le respondió: Adón, tú lo sabes todo; tú sabes del afecto que te tengo. Le dijo: Apacienta mis corderitos).

Las dudas de Tomás fueron respondidas por el mismo Yeshúa (Juan/Yohanán 20.27 Luego dijo a Tomah: “Acerca tu dedo y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.”).

Nuestros errores no le impedirán a él amarnos. Incluso a sus enemigos, Yeshúa les dejó abierta la puerta abierta para el arrepentimiento.

CONCLUSIÓN: El consuelo y el cuidado de Di-os son suficientes para superar cualquier dolor. Una vez que hayamos experimentado su consuelo, debemos convertirnos en portadores de consuelo para otros (2ª. Corintios 1.4 quien nos consuela en toda nuestra tribulación, para que también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Di-os.).

Debemos de convertirnos en canales de bendición para otras personas, qué necesitan escuchar una palabra de aliento, de amor, de bendición, debemos enseñarle a la gente qué Di-os es amor.

REFLEXIÓN: A veces nos gusta que nos traten muy bien, la pregunta sería ¿por qué no tratar a otras personas, cómo te gustaría que te tratarán a ti?, Di-os nos ama a todos por igual y en Romanos 2.11 nos dice qué Di-os no hace acepción de personas.

Di-os a todos nos trata con el mismo amor y respeto.

Anuncios

Responses

  1. DI-OS ES TAN BUENO CON TODA LA HUMANIDAD, QUE NO HACE ACEPCIÓN DE PERSONAS, GRACIAS A ÉL MUCHAS VECES SOMOS CONSOLADOS POR MEDIO DE SU PALABRA.

    CONSOLEMOS A AQUELLOS QUÉ LO NECESITAN, CONSOLEMOS A AQUELLAS PERSONAS QUÉ NECESITAN UN ABRAZO, UN AMIGO, UN HOMBRO DÓNDE LLORAR. GLORIA A DI-OS, PORQUÉ ÉL QUIERE QUE SIGAMOS EL MISMO EJEMPLO DE YESHÚA HA MASHIAJ.

    AYÚDEMOS A OTROS, SEÁMOS CANALES DE BENDICIÓN PARA BENDECIR A OTRAS PERSONAS.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: