Posteado por: Shaliaj | octubre 17, 2012

¿QUIÉNES ERAN LOS HIJOS DE DI-OS QUE HABLA BERESHIT?

 
 
¿QUIÉNES ERAN LOS HIJOS DE DI-OS QUE HABLA BERESHIT?
 
Bereshit 6.1/4
 
Por el Moré: Heriberto García.
 
El punto central es que las traducciones han desvirtuado el verdadero sentido de la Toráh, éstos “hijos de Elohim” (Benéi Ha Elohim) han sido traducidos como “hijos de Di-os”, lo que ha sido invariablemente tomado como “ángeles”.
 
Para el Texto sagrado ni siquiera sugiere la posibilidad de que haya “ángeles caídos” 
 
Lo que sucede es que el término “Elohim” ha sido tomado como Di-os y por lo tanto se asegura que sus hijos son los ángeles. He aquí una muestra clara de porqué no se pueden interpretar los Textos Sagrados con una óptica que no sea judía.
 
“Elohim” es un término que denota “autoridad”, especialmente la que es conferida a los jueces, lo que en gran manera aplica por supuesto a HaShem, Baruj Hu; pero también aplica a los hombres cuyas condiciones los destacan, a quienes tienen un rango superior.
 
Por lo tanto el término “benéi ha elohim” corresponde a los hijos de quienes estaban en eminencia, esto es, personas con autoridad y seguramente muy famosas; de ahí la afirmación “estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre”, porque básicamente fueron personas que eran importantes.
 
Y es bueno tener en cuenta que se puede ser importante tanto por buenas como por malas acciones; de aquí que el término “gigantes” se refiere a la estatura espíritual, independientemente de si es muy buena o mala.
 
Y estos hombres fueron realmente famosos pero por su maldad, o mejor, aprovecharon su condición o rango para hacer lo que no era bueno y por ello corrompieron aquella generación, hasta un punto tal que el Eterno decidió destruirla.
 
Entonces no existen por ello los “ángeles caídos”. El único que tiene naturaleza “caída” es el hombre y por lo tanto es el único que debe restituir lo que ha destruido.
 
Es el único ser dotado con un libre albedrío para que decida cuál dirección debe tomar, ante la cual ni siquiera El Eterno mismo influye.
 
Bibliografía: 
 
EL MESÍAS Y EL SATÁN SIERVOS DE DIOS
Páginas 205, 206, 207
Copyright 2007 
Moré: Heriberto García O
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: